Ortoprono y su trabajo en los Centros de Educación Especial

Un colegio como cualquier otro: el colegio de educación especial para niños/as con discapacidad AVAPACE Virgen de Agosto.

Raúl Cano, Director del Colegio AVAPACE Virgen de Agosto, transmite en su conversación pausada, propia de una persona que se dedica a enseñar, de un maestro, como él se autodenomina, una profunda pasión por su trabajo. Gracias a él y a todos los profesionales que forman el equipo del centro, 45 alumnos/as con parálisis cerebral aprenden, juegan, se relacionan, crecen y viven su vida igual que los demás niños y niñas.

Son las diez de la mañana y los 45 alumnos del Colegio AVAPACE Virgen de Agosto ya están en sus aulas. En ellas siguen un horario semanal en el que combinan la enseñanza de competencias educativas en el aula con el trabajo individualizado que realiza cada uno de ellos con los especialistas. Formando así un equipo docente muy especializado para trabajar de forma globalizada con los alumnos/as. Dicho equipo está formado por doce maestros/as, tres fisioterapeutas, dos logopedas y nueve educadores/as. Un equipo que se completa con el personal de apoyo y que hace posible que los niños/as con diversidad funcional lleven a cabo rutinas y actividades de manera individual y lo más normalizado posible en función de sus competencias.

El Colegio de Educación Especial AVAPACE Virgen de Agosto está especializado en niños con parálisis cerebral. A él asisten alumnos de diferente grado y para cada uno de ellos se establecen unos objetivos individuales que son trabajados por las diferentes áreas de manera global y coordinada. Para ello se colabora estrechamente con la familia a la hora de centrar los objetivos individuales de cada alumno. A través de tutorías semanales se realiza un seguimiento continuo de los avances del niño. Es muy importante este trabajo en equipo, que frecuentemente también incluye a profesionales de diversas especialidades ajenos al centro. De esta forma hay un trabajo coordinado y centrado en propósitos concretos, dirigidos a conseguir la mejora del alumno en ámbitos como la autonomía o las habilidades sociales.

La colaboración de Ortoprono

En Ortoprono nos sumamos a este equipo y junto con la familia, el centro y los especialistas, nuestra técnico realiza un trabajo de valoración y consejo gracias al cual, la elección de la ayuda técnica necesaria para el alumno es más certera y está más optimizada y adaptada a sus necesidades.

La colaboración entre Ortoprono y el Colegio AVAPACE Virgen de Agosto favorece el asesoramiento mutuo a la hora de definir la solución óptima para un niño. Nuestra experiencia y mejora constante, garantiza la confianza para una familia en un momento en que debe decidir qué es lo mejor para su hijo.

Pero más allá de la función educativa del Colegio AVAPACE Virgen de Agosto o de su función facultativa, igual o más importante, es su función social. Porque el colegio es un centro inclusivo, que tiene como uno de sus objetivos prioritarios proporcionar experiencias en contextos normalizados.

El Colegio AVAPACE Virgen de Agosto lleva cuarenta años trabajando con niños con parálisis cerebral y luchando por que la sociedad los reconozca como personas de pleno derecho. Son un colegio, como cualquier otro, en el que los niños, aprenden, juegan, se relacionan y participan de experiencias como cualquier alumno/a.

En Ortoprono seguimos trabajando y colaborando con el Colegio AVAPACE Virgen de Agosto y otros centros de educación especial, para ofrecer a las familias de niños/as con diversidad funcional asesoramiento y consejo. Y de esa forma encontrar, juntos y en equipo, la solución más adecuada y personalizada para cada niño.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR