Guía de los diferentes tipos de sillas de ruedas

25 de junio de 2021

Sillas Eléctricas, Manuales, Plegables, Reclinables... ¿Cómo se Diferencian? Lee nuestra guía completa y sabrás elegir la silla adecuada para tu caso particular.

Existe una amplia variedad de sillas de ruedas en el mercado. Las hay para todo tipo de usuarios y de situaciones.

La oferta es tal que elegir una silla de ruedas puede llegar a convertirse en un auténtico dolor de cabeza si no se sabe con exactitud qué es lo que se necesita.

Es por eso por lo que, si estás pensando en comprar una silla de ruedas, te recomendamos que pidas consejo a tu terapeuta o a tu rehabilitador, ya que solo ellos pueden ayudarte a elegir la mejor silla de ruedas para ti.

Dicho esto, veamos qué tipos de sillas de ruedas existen, cuáles son sus características y quién es su usuario tipo.

Tipos de sillas de ruedas

Sillas de ruedas manuales

Las sillas de ruedas manuales son las más habituales y pueden utilizarse tanto en interior como en exterior.

Estas suelen fabricarse en acero, aluminio o fibra de carbono y pueden personalizarse a través de un sinfín de accesorios.

Existen numerosas medidas estándar, tanto para adultos como para niños, y pueden hacerse a medida.

Estas pueden ser autopropulsadas o no autopropulsadas:

Sillas de ruedas autopropulsables

Las sillas autopropulsables son dispositivos que cuentan con unos aros paralelos a las ruedas que permiten al usuario impulsarse de forma ágil y cómoda por sí mismo.

Estas sillas están pensadas para la independencia de las personas con problemas de movilidad en el tren inferior del cuerpo. Los usuarios deben de tener capacidad de movimiento en la parte superior y algo de fuerza en los brazos.

Cuanto más grande sea el diámetro de los aros, más sencillo resultará subir pendientes y salvar resaltos y bordillos.

Sillas de ruedas no autopropulsables

Se trata de dispositivos sin aros (y habitualmente con las ruedas traseras más pequeñas que las autopropulsables) diseñados para ser impulsados por otra persona.

Dentro de las sillas de ruedas manuales encontramos distintas subcategorías:

Sillas de ruedas plegables: Son ligeras, fáciles de llevar y transportar.

Sillas de ruedas de transferencia: Especiales para hacer pequeños traslados de personas con problemas de movilidad.

Sillas de ruedas reclinables: Cuentan con el respaldo reclinable para ofrecer la máxima comodidad al usuario en todo momento.

Sillas de ruedas basculantes: Permiten realizar numerosos cambios posturales (reclinación, basculación, elevación de las piernas…) para ayudar al cuidador a ejecutar todo tipo de movilizaciones con el mínimo esfuerzo.

Sillas de ruedas bariátricas: Están diseñadas para mejorar la movilidad de personas con sobrepeso u obesidad.

Sillas de ruedas de posicionamiento: Se trata de dispositivos que ofrecen una amplia variedad de posiciones y que hacen la inmovilización forzosa más agradable y segura.

Sillas de ruedas eléctricas

Las sillas eléctricas cuentan con un motor, una batería y un cuadro de mando para facilitar los desplazamientos de sus usuarios con el mínimo esfuerzo.

Estas también suelen incorporar un freno manual y un freno motor para incrementar la seguridad durante los desplazamientos.

Además, permiten incorporar una gran variedad de extras para mejorar la seguridad, el confort y la comodidad de sus usuarios como luces, bocinas, cestas portaobjetos, portabebidas o mesas reclinables, entre otros elementos auxiliares.

Al igual que sucedía con las manuales, aunque se fabrican en numerosas medidas estándar tanto para adultos como para niños, es posible hacerlas a medida.

Dentro de las sillas de ruedas eléctricas encontramos distintas subcategorías:

Sillas eléctricas de interior

Las sillas de interior ofrecen un acceso total a cualquier parte del hogar a las personas con movilidad reducida.

Gracias a sus reducidas dimensiones y al menor radio de giro permiten moverse de forma cómoda y sencilla en espacios pequeños.

La autonomía de las sillas de ruedas eléctricas de interiores es de hasta 28 km, siendo la velocidad media de unos 6 km/h.

Sillas eléctricas de exterior

Las sillas de exterior son dispositivos que cuentan con una estructura robusta y unas grandes suspensiones para ofrecer a sus usuarios la mayor autonomía y el máximo confort durante sus desplazamientos exteriores.

Al contar con unas dimensiones algo superiores a las de las sillas eléctricas de interior, es posible que presenten algún problema a la hora de adentrarse en ascensores, puertas o pasillos estrechos.

La autonomía media de las sillas de ruedas eléctricas de exteriores es de hasta 35 km, siendo la velocidad máxima alcanzable de 10 km/h.

Sillas eléctricas plegables

Las sillas eléctricas plegables son dispositivos ligeros, fáciles de llevar y de transportar. La mayoría de modelos pueden plegarse y desplegarse en no más de 60 segundos.

Sillas eléctricas ligeras

Las sillas ligeras están fabricadas en aluminio, lo que reduce considerablemente el peso de la silla a una media de 24 kg, dependiendo del modelo.

Además de todos estos tipos de sillas de ruedas también es posible encontrar sillas de ruedas de bipedestación, sillas de ruedas salvaescaleras, sillas de ruedas deportivas y hasta sillas de ruedas para la playa. Para más información sobre alguno de estos tipos de sillas de ruedas, contáctanos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies