Hogar adaptado personas mayores

Adaptar el hogar para personas mayores: soluciones para una vida más confortable e independiente

Las personas mayores encuentran en su día a día, dificultades para llevar a cabo tareas cotidianas y necesarias. Adaptar el hogar para personas mayores supone disminuir considerablemente esos problemas y mejorar su calidad de vida, reforzar su independencia y aumentar su seguridad.

A medida que nos hacemos mayores, nuestras capacidades disminuyen y muchas veces tareas sencillas como preparar la comida, gestos cotidianos como levantarse de un sofá o necesarios, como la higiene diaria, pueden ser un problema. Está demostrado que permanecer en el hogar propio y realizar la vida normal son beneficiosos para las personas mayores siempre que sea posible, por ello se hace necesario a veces llevar a cabo mejoras y cambios en la vivienda. Es importante que la persona mayor consienta esos cambios, no hay que olvidar que es su casa, probablemente en la que ha vivido la mayor parte de su vida y a la que le unen fuertes lazos emocionales.

Adaptar el hogar para personas mayores no tiene porqué ser un proceso costoso, a veces con unas sencillas mejoras es suficiente, todo depende del grado de dependencia. Y no tiene porqué llevarse a cabo en una sola vez, pueden ir implementándose los cambios a medida que sean necesarios.

Es importante a la hora de adaptar el hogar para personas mayores, contar con su aprobación para realizar los cambios necesarios en la vivienda.

En primer lugar, será necesario revisar la instalación eléctrica, de manera que los enchufes y los interruptores de la luz sean suficientes y tengan fácil acceso. También hay que asegurar que los espacios de la vivienda están suficientemente iluminados para garantizar una buena visión sin deslumbrar.

En cuanto al suelo, debe ser liso y antideslizante. Evitar en lo posible las alfombras, pero si fueran necesarias, pegar las esquinas al suelo para que no se levanten es una manera de evitar tropiezos. Si hubiera escalones o pasillos largos, colocar una barandilla o agarradero ayuda mucho a la persona mayor a superar ese obstáculo. Si no es necesaria la silla de ruedas, colocar moqueta lisa puede evitar roturas al producirse una caída.

En caso de que la vivienda tenga escalera, instalar una silla salvaescaleras evitará que la persona mayor tenga que hacer el esfuerzo de subir todos los escalones y también el peligro de caída. Pueden instalarse en todo tipo de escaleras, tanto interiores como exteriores y para su montaje no es necesario hacer complicadas obras.

Subescaleras para movilidad reducida

La disposición del mobiliario también es importante, ya que hay que garantizar comodidad y amplitud en los espacios de paso. Desplazar una mesa unos centímetros o cambiar un mueble auxiliar de sitio, son pequeños cambios que pueden lograr grandes mejoras.

En el baño, es importante que el wc esté a la altura adecuada. Poner un alzador de wc es una solución que garantiza comodidad. Si es posible, mejor ducha que bañera, no obstante, si es ésta última con la que contamos, una tabla de bañera o asiento giratorio para que la persona mayor se pueda sentar mientras se ducha, evita posibles accidentes. Colocar alfombrillas antideslizantes y asideros, son soluciones fáciles ante posibles resbalones.

Para desplazarse, contar con un bastón anatómico es una buena ayuda que aporta seguridad. Dependiendo del grado de movilidad, con una muleta o un andador la persona mayor podrá moverse más fácil y cómodamente.

En el salón, un sillón con respaldo, asiento cómodo pero firme, suficientemente alto y con reposabrazos e incluso un sillón que se incorpora hacia delante, será mucho más confortable a la hora tanto de sentarse como de levantarse. Los cojines serán un apoyo importante para evitar úlceras por estar mucho tiempo sentado. Un reposapiés ayudará a mejorar la circulación en las piernas cuando la persona lleve un rato sentada.

También es importante que la cama esté a una altura adecuada, que no requiera demasiado esfuerzo ni levantarse ni acostarse. Se puede optar por una cama articulada en caso de que la persona mayor pase largo rato acostada, de esa manera puede elegir la postura. Tener un teléfono cerca con la información claramente visible de los números de teléfono más importantes facilitará el poder comunicarse en un momento dado.

cama articulada

En Ortoprono Ortopedia Técnica disponemos de una amplia gama de soluciones para la mejora y adaptación del hogar con personas mayores. Nuestros profesionales aconsejan la mejor opción para facilitar la realización de las tareas cotidianas, con asesoramiento especializado y personalizado para cada caso.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR