Flebología, lipedema y linfedema: tratamiento mediante prendas compresivas

18 de noviembre de 2022

Seguro que más de una vez has oído hablar sobre las prendas compresivas. Y lo cierto es que aunque cada vez son más sonadas, nos entran dudas acerca de donde poder adquirirlas.

Las prendas de compresión se tratan de productos sanitarios destinados fundamentalmente al tratamiento de la patología vascular, linfedemas, lipedemas, intervenciones de cirugía plástica y grandes quemaduras; y como tal, al estar destinados a fines sanitarios, deben de dispensarse en establecimientos concretos, como lo son las ortopedias o las farmacias.

En el post de hoy vamos a hablar precisamente sobre estos trastornos, tan sonados hoy en día, así como del tratamiento ortopédico mencionado. ¡Quédate y sigue leyendo!

Primero, sepamos más de estas patologías:

La flebologia es la disciplina médica que estudia, diagnóstica y trata la patología vascular. En los últimos años la práctica de esta especialidad médica ha cambiado mucho gracias a la incorporación de nuevas técnicas diagnósticas y de imagen, lo que ha permitido desarrollar nuevas estrategias terapéuticas.

Por otro lado encontramos el lipedema y el linfedema. Ambas son dos patologías que históricamente, se han estudiado de la mano. No obstante, investigaciones recientes demuestran que se tratan de dos entidades independientes, que a veces pueden coexistir pero cuya etiología no es la misma:

  • El lipedema consiste en una proliferación patológica de células grasas. Esta acumulación de grasa puede producirse en diversas áreas corporales, no obstante la principal zona de afectación suelen ser las piernas. Existen diferentes estadiajes asociados a la gravedad de la patología.
  • El linfedema, por el contrario, se trata de una disfunción del sistema linfático caracterizada por una acumulación de líquido en los tejidos blandos del cuerpo. Puede ser congénito o adquirido (secundario a otras afecciones). También se clasifica en función de su ubicación y aspecto.

Para hacer esta diferenciación más sencilla y visual, vamos a mostraros las principales características de ambas entidades clínicas:

LIPEDEMA

LINFEDEMA

Acumulación de grasa Acumulación de líquido
Bilateral Unilateral
12-20% población 3% población
Doloroso Indoloro
No responde bien al tto. Responde bien al tto.
Hormonal No hormonal
Elevado % de heredarlo No hereditario
Predomina en mujeres Predomina en mujeres

 

Todos estos trastornos comparten un tratamiento común (entre otras posibilidades terapéuticas), en el que nos vamos a centrar a continuación: las prendas compresivas.

Y es que, las prendas de compresión son un mundo en sí mismas. Erróneamente tendemos a pensar que con decir “prenda compresiva” será suficiente para que nos entiendan, pero nada más lejos de la realidad. .

Hay muchos aspectos a tener en cuenta a la hora de seleccionarlas y adquirirlas, y para ello es fundamental disponer de un correcto diagnóstico y situación general del paciente:

  1. Compresión (CCL): Existen distintos tipos de compresión, y esta variará en función de la patología a tratar, antecedentes, estado físico y funcional, etc.

Diferenciamos 4 tipos de compresión: CCL1, CCL2, CCL3 y CCL4.

  1. Tipo de tejido: Distinguimos dos tipos de tejido, circular y
  • El tejido circular tiene forma cilíndrica y se teje en círculos, por lo que no generan costuras. Debido a su diseño, el tejido circular genera más presión en reposo, por lo que se trata de una opción interesante en pacientes con muy poca o nula movilidad. Van por tallas y no se adaptan a grandes deformidades.
  • El tejido plano, al contrario que el circular, se tricota y cose con una costura plana que se adapta a grandes deformidades. En comparación al tejido circular, el tejido plano es más grueso y menos elástico, y en consecuencia más complejo de colocar. Se tratan de prendas a medida.
  1. Ubicación: Dependerá de la extensión del área afectada: miembro superior, inferior, total o parcial. Es decir, si el linfedema solo afectara a pantorrilla nos decantaríamos por una medía que llegue hasta por debajo de la rodilla.
  2. Personalización de la prenda: Además de poder elegir hasta donde debe de abarcar la prenda en cuestión, disponemos de otras posibilidades de elección. Por ejemplo, puntera abierta o cerrada, color de la prenda, áreas de confort, etc.

Como hemos comentado anteriormente, a todos estos aspectos fundamentales en la selección de la prenda compresiva, debemos de tener en cuenta el diagnóstico del paciente, el estado general, nivel funcional y de independencia del paciente, sintomatología asociada, situación familiar y personal, etc.

En Ortoprono contamos con el personal especializado en este tema. Llámanos y pide cita sin compromiso para que podamos ayudarte y orientarte.