Cómo prevenir la artrosis: métodos y tratamientos

6 de abril de 2021

Conoce los síntomas, las causas y las medidas que debes tomar para prevenir artrosis con ejercicios específicos, y una alimentación saludable

La artrosis, es la enfermedad articular más frecuente y la causante principal de discapacidad para ancianos en nuestro país, según la Sociedad Española de Reumatología (SER).

Se trata de una enfermedad degenerativa de las articulaciones que ha demostrado ser más compleja de lo que muchas personas creían, ya que no es exclusiva de la vejez, y son varios los factores que la producen.

La artrosis habitualmente comienza con la pérdida de tejido articular, esta pérdida puede traer consigo que las articulaciones queden inmóviles afectando a rodillas, columna vertebral, manos y cadera.

La artrosis, puede por tanto, dificultar actividades tan cotidianas como lo son comer, caminar, y coger cosas.

¿Cuál es la buena noticia? Que se puede hacer mucho para evitarla. Por eso, en este post, te vamos a explicar los síntomas de la artrosis, sus causas, y cómo prevenirla.

Síntomas de la artrosis

Lo más normal es que el principal síntoma sea el dolor en las articulaciones, el cual puede variar según la gravedad de la enfermedad. Esto quiere decir que el dolor puede ir de una intensidad leve a una intensa.

Los dolores no vienen por sí solos, en la mayoría de veces son provocados por el movimiento de la articulación: sobre todo, cuando está enferma y hacemos un esfuerzo. Pero no solo se sienten molestias, sino que también pueden notarse crujidos con el movimiento.

Si actualmente se padece esta enfermedad, se puede contar con ayudas técnicas para artrosis, con la finalidad de facilitar las tareas cotidianas de la persona y reducir el dolor.

Sin embargo, es importante estar atento al mínimo síntoma, y tomar todas las medidas preventivas lo antes posible para reducir el riesgo de contraerla ya que es una enfermedad degenerativa e irreversible.

Causas de la artrosis

Como ya hemos comentado, son varias las causas que pueden provocar esta enfermedad. Entre ellas:

La edad

La edad es un factor de riesgo para esta enfermedad. A partir de los 40 años es cuando suelen desarrollarse más casos de artrosis especialmente en manos y rodillas, siendo más común en mujeres.

Genética

La artrosis en ciertos casos tiene como causa un componente hereditario. Es importante saber si tenemos antecedentes familiares con artrosis para tomar medidas preventivas.

Sobrepeso o la obesidad

El sobrepeso puede ayudar al desarrollo de la artrosis, ya que el exceso de kilos produce una tensión adicional sobre las articulaciones, especialmente en rodillas y caderas.
Lesiones articulares

Para no aumentar el riesgo a desarrollar artrosis en un futuro es importante no sobrecargar las articulaciones dañadas o dolorosas. Evita movimientos articulares repetitivos.

Malos hábitos

Se ha demostrado que una mala dieta puede provocar una inflamación en las articulaciones. Esa inflamación afecta a articulaciones y degrada el cartílago, lo que provoca la artrosis.

A continuación, te explicamos cómo prevenir la artrosis.

¿Cómo prevenir la artrosis?

Como ya hemos visto, son muchos los factores que pueden influir en la aparición de la artrosis. Pero como hemos mencionado al principio de este post, la buena noticia es que se puede prevenir teniendo en cuenta algunos ejercicios y cambios en la alimentación.

Cuida tu alimentación

Cuidar nuestra alimentación será clave para reducir el riesgo de padecer artrosis. Por eso, es fundamental mantener una dieta equilibrada y saludable además de realizar ejercicio regular.

Debes evitar el sobrepeso, y tener una dieta rica y variada, baja en grasas saturadas y carbohidratos.

Uno de los alimentos más efectivos para prevenir la artrosis son los antioxidantes, los cuales pueden encontrarse en una variedad de frutas y verduras, frutos rojos, y frutos secos.

Otros, son las grasas buenas presentes por ejemplo, en ciertos pescados, aceites, en el aguacate y también en frutos secos.

Por último, es recomendable tomar productos ricos en calcio y colágeno, los cuales pueden ayudar a retrasar el desgaste del cartílago de las articulaciones.

Haz ejercicio físico

El ejercicio físico es fundamental para la regeneración de las células. Además, mediante el ejercicio prevenimos la pérdida de masa muscular que sucede de manera gradual a medida que nos hacemos mayores. Así, mientras mantenemos nuestra musculatura fuerte, protegemos las articulaciones.

El ejercicio ayuda además, a mitigar el dolor, por eso te damos las siguientes recomendaciones:

  • Realiza un mínimo de 15 minutos de ejercicio al día para reducir molestias.

  • Para prevenir la artrosis en las manos y cervicales haz ejercicios de cervicales con mancuernas, y moviliza los hombros subiendo los brazos manteniéndolos 20 segundos.

  • Por otro lado, para proteger nuestras rodillas, agilízalas mediante ejercicios específicos que puedan ayudar a evitar la aparición de la artrosis.

  • Los ejercicios tanto de fuerza como de flexibilidad y aeróbicos son ideales para disminuir el dolor, reducir el riesgo de lesiones y mantener la forma física.

  • Si se tiene movilidad reducida, pero la persona es capaz de mover las piernas al sentarse, es recomendable recurrir a los sistemas de gimnasia pasiva como el Happylegs.

No obstante, es conveniente hablar con el médico para obtener recomendaciones personalizadas.

Utiliza un calzado adecuado

Muchos nos pasamos un mínimo de 9 horas de pie al día, entre el trabajo e ir a comprar o hacer nuestras obligaciones diarias. Por eso, es importante utilizar un calzado adecuado. Los tacones harán que fuerces la pisada y tus articulaciones estarán en tensión.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies