grua-transferencia

Superar la inmovilidad en los adultos mayores: soluciones para la transferencia

La inmovilidad es un síndrome que reduce significativamente la calidad de vida de quien la padece. Y aunque puede darse en cualquier edad, sin duda son los adultos mayores quienes son más proclives a sufrirla. Las causas pueden ser muy diversas, pero la consecuencia es siempre la misma: la pérdida de la independencia para realizar las acciones diarias y cotidianas.

La inmovilidad se presenta de diferentes maneras dependiendo del problema que la cause. Es posible que de una movilidad total se caiga de repente en la inmovilidad, como por ejemplo ocurre cuando se produce un traumatismo incapacitante. Pero lo más común es que el deterioro sea gradual. Puede ser a partir de una situación de movilidad parcial como la que ocasionan algunas enfermedades como el Parkinson. Las caídas repetidas y los períodos prolongados de hospitalización también son causas frecuentes. A raíz de todo esto pueden presentarse diversos problemas que ocasionan la inmovilidad, como la pérdida de fuerza en los músculos, la rigidez, el dolor, los trastornos psicológicos y los problemas de equilibrio.

La inmovilidad en la persona ocasiona múltiples consecuencias: pérdida de las relaciones sociales y del autocuidado, depresión, temor a las caídas y un sinfín de problemas físicos.

En la actualidad y gracias a la innovación y la investigación, disponemos de una amplia gama de soluciones para mejorar el día de a día de las personas con movilidad reducida.

En Ortoprono somos especialistas en movilidad y transferencia y ponemos a disposición de nuestros clientes el asesoramiento técnico de nuestros especialistas para encontrar la mejor solución en cada caso. Disponemos de una amplia variedad de elementos que ayudarán a aliviar las consecuencias de la inmovilidad.

Para mejorar las rutinas en el aseo diario, contamos por ejemplo con asideros y barras que permiten un mejor acceso y sujeción en el baño o la ducha. Sillas para ducha o bañera, antideslizantes, o en el caso de una inmovilidad total, la grúa o la camilla para la ducha facilitan que el usuario pueda asearse.

Elementos sencillos, como rampas, barandillas, cojines elevadores o discos giratorios serán una gran ayuda para facilitar el momento en el que la persona tenga que andar por casa o levantarse. Los andadores, bastones o muletas también son importantes para salir a la calle y dar pequeños paseos de manera independiente.

Las grúas de transferencia son un soporte técnico que permite el traslado de forma fácil, cómoda y segura, tanto para el usuario como para quien es responsable de moverlo. Disminuyen el riesgo de caída del usuario y evitan malas posturas durante el movimiento. Realizan todo tipo de transferencias, traslados cortos, como por ejemplo de la habitación al baño y pueden elevar o bajar a la persona.

En Ortoprono somos conscientes de las dificultades que conlleva la falta de movilidad y estamos actualizándonos constantemente para ofrecer soluciones personalizadas que ayuden a mejorar la vida de las personas con síndrome de inmovilidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR