cancer-de-mama

Ayudas y cuidados para la mujer tras el cáncer de mama

Gracias a los programas de prevención, a los protocolos de los centros sanitarios y a la mejora de los tratamientos, el cáncer de mama es una enfermedad superada por prácticamente la totalidad de las mujeres que la padecen. No obstante, todos los especialistas coinciden en que un factor importante para ello son los cuidados tras la cirugía y el hecho de volver a ser una misma, recuperando la normalidad en el ritmo de vida y en el propio aspecto.

Pese a que la constante innovación ha permitido que los efectos secundarios de los tratamientos para el cáncer se hayan ido progresivamente suavizando, en el caso del cáncer de mama, las consecuencias sobre el físico de la mujer siguen siendo determinantes y muchas veces se suma a los trastornos propios de la enfermedad el hecho de ver la propia imagen alterada, siendo en ocasiones, de manera permanente.

La importancia de la recuperación psicológica es crucial para la recuperación física, todos los especialistas coinciden. Para ello es fundamental verse y sentirse bien, reencontrarse con una misma y reconciliarse con la propia apariencia.

Las prótesis externas, de algodón o silicona, son una ayuda para recuperar la simetría corporal y equilibrar la descompensación que se produce con la cirugía. En Ortoprono nuestros profesionales asesoran a la usuaria para que elija la prótesis que mejor se adapta a su morfología y estilo de vida. Existen de diferentes tipos: simétricas, asimétricas, adhesivas, etc.

Es importante también la elección del sujetador, que sea de un tejido suave y lo suficientemente ajustado para definir la figura, pero sin presionar ni oprimir. Existe una amplia gama de lencería, tanto de ropa interior como de bañadores o bikinis, que sigue las tendencias de moda y permite que cada mujer encuentre el modelo que se ajusta a sus necesidades y gustos.

Otra de las consecuencias del tratamiento del cáncer de mama al que hay que vigilar con especial cuidado es el linfedema.

La alteración estructural linfática de la zona tumoral provoca que aproximadamente el 50 % de las mujeres que ha pasado por tratamientos contra el cáncer padezca este trastorno, que consiste en la acumulación de líquido linfático. Esto produce un aumento de volumen en la extremidad con la consiguiente dificultad para moverla, las molestias físicas y la carga psicológica. La fisioterapia, a través de ejercicios y combinada con el uso de ortesis elásticas de contención, como mangas de compresión o bandas elásticas, permite una mejora sustancial de esta patología.

Desde Ortoprono ayudamos a las mujeres que han pasado por un tratamiento contra el cáncer de mama ofreciendo asesoramiento y soluciones personalizadas para que verse y encontrarse bien no sea un problema en su recuperación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR